Huelga de hambre del trabajador de Egmasa Luis Martin Galdeano

25 de noviembre de 2010 / CGT Andalucía / Fuente: Juan Calvente

Hoy lunes 29 de noviembre a las 12:00 horas, Luis Martín Galdeano ha empezado una huelga de hambre indefinida por la readmisión en su empresa Egmasa (Empresa de Gestión Medioambiental S.A.) dependiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Sevilla, 29 de Noviembre de 2010

Tras 16 meses de trabajo en el parque forestal “El boticario” de Almería, la empresa se niega a renovarle el contrato que por ley debe ser indefinido ya que al no extinguirse su puesto es ilegal la no renovación. Además este puesto va ha ser subcontratado con un sueldo un 25% inferior al actual. A esto se une una doble discriminación al ser este empleado discapacitado y no cumplir la empresa con los porcentajes de contratación legales para este colectivo. Actualmente es el delegado sindical de CGT en la empresa.

Tras haberse reunido con el gerente de Egmasa-Almería Joaquín Jiménez y asegurarle que no estaba en sus manos e incluso que tenía prohibido desde Sevilla la contratación (según sus palabras) se hizo un escrito para Egmasa-Andalucía con respuesta negativa. Desde la semana pasada tenemos solicitada una entrevista con el Consejero de Medio Ambiente, Jose Juan Díaz Trillo. Por todo lo expuesto permanecerá a las puertas de la Consejería de medio ambiente en la calle Manuel Siurot nº50 de Sevilla el tiempo que sea necesario hasta que sea restituido su derecho a trabajar en su puesto.

Todo esto forma parte de un plan premeditado de despidos y aumento de la precariedad laboral para cientos de trabajadores andaluces, que apoyándose en el decreto 6/2010 sobre función pública comete tantos abusos como la empresa privada.

Los motivos que se exponen para tanto despido y tanta precariedad son la crisis económica y la reducción del déficit público, mientras se reflotan bancos y se arruinan familias perdiendo sus casas en incontables casos. No parece una política equitativa dar al que más tiene y quitar al que menos tiene.

Desde CGT pedimos a l@s sevillan@s que se solidaricen con esta causa que es la de muchos empleados públicos y muestren su apoyo en las diferentes formas pacíficas que consideren oportunas.


Esta es la carta que Luis Martin Galdean ha hecho para explicar a todos los trabajadores de Egmasa, a la afiliacion de la CGT Andalucia y España y a toda la clase trabajadora. Para que se solidaricen con la lucha de el, que es la lucha de la propia clase trabajadora, ya que cada trabajador y trabajadora somos parte de ella.

Sabemos que en estos años no es habitual esa solidaridad, porque ademas de explotarnos nos engañan, cantandonos “Salven quien Pueda”, eso es el individualismo que mata a la Solidaridad que es la alegria y la fuerza de la clase trabajadora.

Ahora estamos con un compañero valiente Luis que esta dispuesto a luchar por sus derechos y con todos aquellos que se quieran unir a la lucha que esten en sus misma condiciones de precariedad, temporidad… Si toca a uno nos tocan a todos, hoy por ti mañana por mi, esas son nuestras canciones… y no las del amo

Luis Martin Galdeano se va a poner en huelga de hambre el lunes 29 de noviembre del 2010, el lunes próximo


Noticia en Europa Press:

Un trabajador de Egmasa inicia una huelga de hambre para pedir su readmisión en la empresa

Un trabajador discapacitado de la Empresa de Gestión Medioambiental S.A (Egmasa) en Almería ha iniciado este lunes una huelga de hambre para pedir su readmisión en la empresa, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, ya que, según reclama, “su contrato de carácter indefinido debe ser renovado tal y como establece la Ley”.

Según ha informado a Europa Press el secretario de Comunicación de CGT en Andalucía, Juan Calvente, este trabajador, Luis Martín Aldeano, ha iniciado este lunes a las 12,00 horas una huelga de hambre indefinida para pedir su readmisión en la empresa, para lo que se ha instalado en una autocaravana a las puertas de la Consejería de Medio Ambiente en Sevilla, donde “permanecerá el tiempo que sea necesario hasta que sea restituido su derecho a trabajar en su puesto”.

Tal y como relata el sindicalista, tras 16 meses de trabajo en el Parque Forestal ’El boticario’ de Almería, la empresa “se niega a renovarle el contrato, de carácter indefinido, y hacerlo fijo, tal y como establece la ley”. En lugar de ello, apunta, “le han ofrecido subcontratarlo bajándole el sueldo en un 25 por ciento, es decir, que pasaría de cobrar los 800 euros que percibe ahora a 600”.

A esto se une, ha advertido Calvente, una “doble discriminación”, ya que Aldeano es un empleado discapacitado, concretamente carece de una de las extremidades superiores, y con su no renovación “la empresa incumple con el porcentaje de contratación establecido por ley, que es del 2 por ciento”.

Tras reunirse con el delegado de Egmasa en Almería, Joaquín Jiménez, Aldeano, —que también es delegado sindical de CGT en la empresa—, éste le ha asegurado, según comenta el sindicalista, que “no estaba en sus manos, e incluso tenía prohibida su contratación”.

Asimismo, ha informado que, para tratar el tema, la semana pasada el sindicato solicitó una entrevista con el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, quien aún no se ha puesto en contacto ni con el afectado ni con el sindicato.

Según lamenta, esta actuación “forma parte de un plan premeditado de despidos y aumento de la precariedad laboral para cientos de trabajadores andaluces, que apoyándose en el decreto 6/2010 sobre Función Pública comete tantos abusos como la empresa privada”.

“Los motivos que se exponen para tanto despido y tanta precariedad son la crisis económica y la reducción del déficit público, mientras se reflotan bancos y se arruinan familias perdiendo sus casas en incontables casos”, señala.


Noticia en ADN:

Sin comer por dignidad

Un extrabajador de Egmasa pide su readmisión

Luis Martín Galdeano será conocido en Sevilla desde ayer por estar en huelga de hambre en una autocaravana en las puertas de la consejería de Medio Ambiente. Tiene 41 años, es extrabajador discapacitado de la Empresa de Gestión Medioambiental S.A. (Egmasa) en Almería y dice que estará “el tiempo necesario sin comer para conseguir” que la empresa le readmita tras lo que considera un despido “ilegal”. Tras tres contratos temporales como jardinero, mantenimiento y vigilante, le echaron. Cree que por ley deberían haberle contratado como fijo. Lo ha denunciado pero sólo conseguirá una indemnización de 1.000 euros que le saben a poco: “Yo quiero conservar mi trabajo”. Luis dice que hace esta huelga de hambre “por dignidad” y añade: “Es la mejor forma de llamar la atención de los medios de forma pacífica”.

Egmasa le ofreció otro contrato a través del Centro Especial de Empleo, una subcontrata de discapacitados -a Galdeano le falta la mano derecha-. “Si acepto gano un 25% menos, pasaría de ganar 800 a 600 euros” y añade resignado: “No podría subsistir con ese sueldo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s