LA NUEVA LEY DE EXTRANJERÍA PROPUESTA POR EL PSOE Y APOYADA POR EL PP ES DISCRIMINATORIA Y RACISTA Nuevo ataque a los derechos de l@s trabajadores inmigrantes

A finales del pasado mes de noviembre, el Congreso aprobaba una nueva reforma de la Ley de Extranjería con los votos sumados de PSOE Y PP, aliados siempre en la agresión sistemática a los intereses de la clase obrera.

En este sentido y por si el trato legal a los extranjeros no fuera lo suficientemente abusivo y criminalizador, la reforma contempla tres aspectos dignos de mención: El primero es la limitación del reagrupamiento familiar, que sólo permitirá reagrupar a los ascendientes mayores de 65 años. Esta medida que sólo cabe denominar como criminal atenta contra la vida familiar de la población inmigrante y, además contraviene las propias eyes de la UE (1).
El segundo es la ampliación (de 40 a 60 días) de la reclusión de las personas inmigradas sin documentos en los CIE’s
(centros de internamiento para extranjeros), auténticos campos de concentración donde los derechos fundamentales de los inmigrantes se vulneran de forma descarada e impune.
Por último, el tercero de los aspectos que consideramos aquí es el que recoge que los inmigrantes sin documentos
legales no podrán empadronarse, de modo que no tendrán derecho a acceder a la sanidad ni a la educación básica, como sí pueden hacerlo ahora siempre que figuren en el censo municipal. En este punto, conviene resaltar que los
miembros de la Subcomisión de Extranjería del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), han apuntado que este aspecto de la reforma incumple el mandato del Tribunal Constitucional (TC), “discriminando a los extranjeros no residentes mayores de edad, obviando la vinculación entre educación e inclusión social”.

Frente a este nuevo atentado contra los derechos de la clase trabajadora inmigrante, ratificamos desde aquí lo que hace cinco años declaraba el Comité Ejecutivo del PCPE (2): “…El nivel irracional de destrucción social, económica y
medioambiental al que el capitalismo, en su fase actual de desarrollo, está sometiendo a amplísimas áreas del Planeta, es el único responsable de los procesos migratorios que hoy se viven. Ninguna ley, ni ejército, ni policía podrá detener los justos anhelos de una vida mejor de los millones de personas expulsadas de sus tierras como consecuencia de la
aplicación de las recetas del capitalismo neoliberal. Sólo en un giro radical de la situación, orientado hacia el socialismo, está la posible solución a esta realidad que obliga a abandonar su tierra, su gente y su cultura a cientos de millones de trabajadores y trabajadoras. – Todas las leyes de extranjería nacen con la voluntad de garantizar un
excedente de trabajadores y trabajadoras que aseguren un alto nivel de mano de obra barata y sin derechos. Son la
garantía de una plusvalía extra que amortigüe la incapacidad manifiesta de capitalismo para mantener la tasa de ganancia.

En concreto, en España, sirven como colchón para una burguesía incapaz de subsistir en una economía cada vez más concentrada, pero acostumbrada, en la última década, a acumular riqueza a través de prácticas empresariales mafiosas en las que la relación laboral obedece, sin exagerar en lo más mínimo, a tiempos de la esclavitud… El mantenimiento de esta o cualquier otra ley de extranjería, generará, de forma planificada y consciente, bolsas de personas sin derechos, explotados por un capitalismo cada día más en descomposición, que provocará permanentemente situaciones de conflicto social, en las que el sistema tratará de buscar su salida incitando el enfrentamiento entre trabajadores
autóctonos y trabajadores emigrantes. Solamente la consecución de derechos para todos los trabajadores y trabajadoras que, al margen de su lugar de nacimiento, viven el estado español, es la única garantía para un proceso
normal de integración y convivencia en una sociedad que objetivamente cada día será más plural. Para los y las
comunistas, todos los trabajadores y trabajadoras somos hermanos de la misma clase, ninguna frontera nos separa;
por tanto, JAMÁS aceptaremos ningún tipo de ley que nos divida por razón de nuestro lugar de nacimiento. Por
último, nos reafirmamos en la necesidad de unir el máximo de fuerzas en torno a una propuesta de confrontación con
el neocolonialismo que hoy representa la globalización capitalista.

NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL

PAPELES PARATOD@S

POR EL FRENTE MUNDIAL ANTIIMPERIALISTA

¡¡¡VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!!!
(1) El Derecho de Reagrupamiento Familiar está regulado por la Directiva  2003/86/CE del Consejo de Europa, que es reflejo de lo recogido en el Convenio  Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, y  por la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión  Europea, por tanto, de obligado cumplimiento para los Estados miembros de la Unión.
(2) Declaración del Comité Ejecutivo del Partido  Comunista de los Pueblos de España. Agosto de 2004.
ML. González

Anuncios

Una respuesta a “LA NUEVA LEY DE EXTRANJERÍA PROPUESTA POR EL PSOE Y APOYADA POR EL PP ES DISCRIMINATORIA Y RACISTA Nuevo ataque a los derechos de l@s trabajadores inmigrantes

  1. todos unidos jamas seremos vencidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s