Con infinito dolor, Cuba despide al escritor y revolucionario Cintio Vitier

“Cintio nos ayudó a entender que no hay contradicción en amar a Dios y ser revolucionario. Creo que eso ha sido uno de los grandes aportes que nos dejó en estos 50 años de Revolución” Raúl Suárez
Granma/Juventud Rebelde/ | Cinitio vitier
www.kaosenlared.net/noticia/infinito-dolor-cuba-despide-escritor-revolucionario-cintio-vitier

En un Consejo de la UNEAC, Cintio, junto a Fina, departe con Retamar

Cuba despide al escritor y revolucionario Cintio Vitier

Un sentido homenaje constituyó el entierro, realizado en la necrópolis de Colón, a la que asistieron junto a la familia Vitier, numerosos representantes de la intelectualidad cubana, y los miembros del Buró Político del Partido Esteban Lazo, Ricardo Alarcón y Abel Prieto

La obra de Cintio Vitier, su condición humana y pensamiento revolucionario, fueron destacados hoy en la despedida de duelo del poeta, ensayista e investigador del pensamiento del Héroe Nacional José Martí, informó la AIN.

Un sentido homenaje constituyó la ceremonia, realizada en la necrópolis de Colón, a la que asistieron junto a la familia Vitier, numerosos representantes de la intelectualidad cubana, y los miembros del Buró Político del Partido Esteban Lazo, Ricardo Alarcón y Abel Prieto.

Estuvieron presentes además, Armando Hart, director de la Oficina del Programa Martiano, Homero Acosta, Secretario del Consejo de Estado, viceministros de Cultura, y familiares de los cinco Héroes de la República de Cuba, prisioneros en Estados Unidos.

Eusebio Leal, historiador de la Ciudad, calificó de imperecederos los aportes de Cintio Vitier, que serán sostenidos, dijo, por las actuales y futuras generaciones.

Su espiritualidad y perseverancia fueron subrayados como características del autor del ensayo Ese sol del mundo moral, y de manera especial su defensa de las justas causas, como la batalla por la liberación de Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, René González y Fernando González.

La Patria hoy te recuerda inclinando su frente, dijo el Historiador, quien, en otro momento, hizo énfasis en que permanecerá siempre en la memoria de su pueblo, y en la continuidad de las lecturas de su obra, de grandes valores humanos.

La poeta Fina García Marruz, su compañera en la vida, asistió a la despedida de duelo junto a hijos y nietos, y numerosos intelectuales, quienes participaron en la Capilla de la Necrópolis capitalina, a la misa que ofreció en honor de Cintio Vitier, el Cardenal Jaime Ortega, Arzobispo de La Habana.

Fueron depositadas ofrendas florales del Comandante en Jefe Fidel Castro y del General de Ejército Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros,  junto a las de numerosos escritores y artistas, familiares y amigos.

Cintio Vitier falleció la víspera a los 88 años de edad, y durante poco más de 10 horas recibió un sentido homenaje en la sede del Centro de Estudios Martianos, del cual es su Presidente de Honor, institución que contribuyó a crear y en la que laboró largos años.

Apreciado no solo en Cuba, sino también en Hispanoamérica y otras latitudes, su talentoso quehacer y recia actitud ante la vida le merecieron numerosos lauros, entre ellos la Orden José Martí, máximo lauro del Consejo de Estado de la República de Cuba.

Sobresalen, además, entre los méritos recibidos el Premio Nacional de Literatura 1988, el Juan Rulfo, en el 2002, el título de Oficial de Artes y Letras de Francia y la Medalla de la Academia de Ciencias de Cuba.

::::::::::::::::::::::::::::::::::cintio2

Exaltan intelectuales ejemplo de Cintio Vitier

El legado del prominente intelectual Cintio Vitier, cuyas exequias se efectuaron ayer en La Habana, fue exaltado por diversas personalidades dentro y fuera de Cuba, entre ellas el poeta y ensayista Roberto Fernández Retamar, presidente de la Casa de las Américas, quien subrayó la estatura ética y literaria del autor de Vísperas y Testimonios.

“Se trata de una figura enorme, manifestó Retamar y añadió: ‘Hace algunos años, al hablar de uno de sus libros dije que Cintio era el Presidente de la República de las Letras en Cuba”’.

Para Reynaldo González, narrador y ensayista, Cintio clarificó el sentido de la poesía cubana del siglo XX y tendrá siempre un puesto inigualable en la cultura cubana.

En declaraciones a Prensa Latina, González recordó que Vitier fue la cabeza de una familia de creadores e intelectuales cubanos, formada por su esposa Fina García Marruz, una enorme poeta, y sus hijos Sergio y José María, músicos de primera línea en Cuba.

El escritor César López coincidió en destacar el significado de su obra poética, un pilar en el conocimiento con un fundamento de la Patria. Sus creaciones, dijo, constituyen un disfrute para la cultura cubana.

“La lección del prócer independentista José Martí —precisó—fue asumida como una actividad perpetua, una obligación del espíritu que nunca abandonó”.

La especialista Aracelis García, quien laboró desde la década de 1960 junto a Cintio en la Biblioteca Nacional, lo recuerda como un hombre extraordinario: “Tuve el honor de estar cerca de él durante muchos años y doy fe de su rigor y disciplina, de su ejemplo ético y revolucionario”.cintio3

El reverendo de la Iglesia Episcopal cubana, Raúl Suárez, al evocarlo, subrayó: “Cintio nos ayudó a entender que no hay contradicción en amar a Dios y ser revolucionario. Creo que eso ha sido uno de los grandes aportes que nos dejó en estos 50 años de Revolución”.

En Managua, el Centro Nicaragüense de Escritores lamentó la muerte del poeta mediante un comunicado en el que destacó la vocación martiana y el amor por Rubén Darío del autor cubano.

Conmovedoras palabras se recibieron en la redacción de Granma por parte de María Poumier, hispanista francesa y traductora a ese idioma de la novela De Peña Pobre, que salió en la colección Obras Representativas de América Latina de la UNESCO, dirigida por Fernando Aínsa, en 1995: “Desde ayer somos todos huérfanos de Cintio, y me sitúo al lado de Fina, en la esperanza de reunirme pronto con él nuevamente, en su gloria. En su novela, Cintio explicó que su seudónimo juvenil, Kuntius, en alemán, significa el sol. Y lo primero que publicó, para afianzar en sus raíces profundas el triunfo de la Revolución, fue Ese sol del mundo moral, una historia de la eticidad cubana. ¡Qué envidiable seguridad en él, qué tranquilidad al vestir su papel histórico!”

Trabajo

Esto hicieron otros
mejores que tú
durante siglos.
De ellos dependía
tu sensación de libertad
tu camisa limpia
y el ocio de tus lecturas y escrituras.
De ellos depende
todo
lo que te parecía natural
como ir al cine
o estar triste, levemente.
Lo natural, sin embargo, es el fango,
el sudor, el excremento.
A partir de ahí, comienza
la epopeya, que no es sólo
un asunto de héroes deslumbrantes,
sino también
de oscuros héroes, suelo de tus pisadas,
página donde se escriben las palabras.
Deja las palabras, prueba
un poco
lo que ellos hicieron, hacen,
seguirán haciendo
para que seas:
ellos,
los sumidos en la necesidad
y la gravitación,
los molidos por los soles implacables
para que tu pan siempre esté fresco,
los atados
al poste férreo de la monotonía
para que puedas barajar todos los temas,
los mutilados
por un mecánico gesto infinitamente repetido
para que puedas hacer
lo que te plazca con tu alma y con tu cuerpo.
Redúcete como ellos.
Paladea el horno,
come fatiga.
Entra un poco, siquiera sea clandestinamente,
en el terrible reino de los sustentadores
de la vida.

———————————cintio y fina

Estamos

Estás
haciendo
cosas:
música,
chirimbolos de repuesto,
libros,
hospitales
pan,
días llenos de propósitos,
flotas,
vida,
con tan pocos materiales.
A veces
se diría
que no puedes llegar hasta mañana,
y de pronto
uno pregunta y sí,
hay cine,
apagones,
lámparas que resucitan,
calle mojada por la maravilla,
ojo del alba,
Juan
y cielo de regreso.
Hay cielo hacia delante.
Todo va saliendo más o menos
bien o mal o peor,
pero se llena el hueco,
se salta,
sigues,
estás haciendo
un esfuerzo conmovedor en tu pobreza,
pueblo mío,
y hasta horribles carnavales, y hasta
feas vidrieras, y hasta luna.
Repiten los programas,
no hay perfumes
(adoro esa repetición, ese perfume):
no hay, no hay, pero resulta que
hay.
Estás, quiero decir,
Estamos.

—————————————————-

Faltabas tú, poeta. La injusticia…

Para Antonio Guerrero

Faltabas tú, poeta. La injusticia
no podía omitirte en su venganza:
ella sabe con lúcida impudicia
lo que el amor a la belleza alcanza.

Mas no le importa. Su misión iniciacintio4
creyendo que encadena la esperanza,
que prostituye el verbo a la avaricia,
que entrega a mercaderes la balanza.

Tú en cambio tienes la risa de tu hijo,
la fuerza de tu madre, la palabra
del que por siempre a los cubanos dijo:

Solo será posible lo imposible.
Salud, Antonio. Tu alegato labra
la estrofa de los cinco, ya invencible.

28 de diciembre del 2001

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s